viernes, 3 de junio de 2016

Lazarillo de Tormes y Don Quijote

Los fragmentos utilizados para llevar a cabo esta comparativa son el tercer tratado del Lazarillo de Tormes y el capítulo 22 de Don Quijote: Liberación de los Galeotes.

La picaresca es un género narrativo muy característico de la literatura española y El Lazarillo de Tormes es el libro de picaresca por excelencia.
En el tercer tratado la relación entre Lázaro y su amo (el escudero) se puede describir como un engaño.
Lazarillo busca un amo a quien servir en las calles de Toledo hasta que se encuentra con un escudero bien vestido y bien cuidado.
Él piensa que tiene dinero por su apariencia, pero pronto descubre que es muy pobre y que no solo tiene que conseguir alimento para sí mismo sino también para su amo.
Al final Lazarillo se queda sin amo teniendo así que buscar a otro.
Pienso que Lázaro poco a poco se va dando cuenta de que la mayoría de personas aparenta ser alguien que no es, y que todos utilizan engaños, robos y influencia para obtener lo que quieren.
La relación que existe entre el escudero y Lázaro podría definirse como parasitaria. El escudero se ve beneficiado por los servicios de Lázaro, mientras que él resulta perjudicado, ya que no le da alimento y tiene que buscar el suyo y el de su amo por su cuenta.
En el capítulo 22 de Don Quijote (Liberación de los Galeotes), él ve a un grupo de presos custodiados por 4 guardias y Sancho le dijo que se trataban de galeotes. Don Quijote quiso ayudarlos y les preguntó los delitos que habían cometido para acabar ahí. Los presos queriendo divertirse un rato le respondieron con ironía.
Don Quijote quiso liberarlos pues le parecía mal hacer esclavos a personas que la naturaleza había hecho libres, y arremetió contra los guardias pero se cayó y estos empezaron a atacarlo. Fue en ese momento de confusión donde los galeotes se quitaron las cadenas.
Don Quijote les pidió que fueran a contarle a Dulcinea su gran hazaña y ellos se rieron de él , por lo que se enfadó, insultó a el preso más peligroso y ambos, Don Quijote y Sancho Panza, acabaron sin ropa y apedreados.

Don Quijote piensa que él es un caballero y siempre malinterpreta siempre todo. En este capítulo podemos ver como quiere liberar a esos presos porque cree que no son culpables de los delitos que se les atribuye y quiere hacerse el héroe.

Los galeotes se lo ¨agradecen¨ riéndose de él  y dejándolos desnudos. La relación que puede existir entre Don Quijote y los galeotes sería la de héroe/caballero frustrado.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario