miércoles, 12 de noviembre de 2014

El estudiante de Salamanca

La primera parte nos describe claramente el espacio y/o escenario donde se desarrolla la acción principal. Nos lo describe como un lugar oscuro, con niebla. Un lugar donde hay castillos góticos e iglesias abandonadas. Un lugar donde perfectamente se puede desarrollar una historia de miedo.
Cuando termina de describir el espacio, pasa a narrar lo que ocurrió. Un duelo de espadas en el que una persona pierde la vida. El asesino huye del lugar del crimen corriendo por una calle oscura hasta que a la altura de una iglesia se le pierde la vista. El autor escribe esta parte del poema con versos cortos para darle aun más rapidez a la acción del asesino. Tras contar lo ocurrido, pasa a describir al asesino. Los describe como alguien que no teme a nada, incluso no le teme a la estatua de Jesus que lo ha presenciado todo. Este personaje se parece según Espronceda a Don Juan Tenorio quien es apuesto y se burla de sus conquistas. El asesino se llama Felix de Montemar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario